De acuerdo con el balance ofrecido este jueves por el jefe de Polianzoátegui, Manuel Ortiz, los hechos delictivos dentro de la Universidad de Oriente (UDO) Núcleo de Anzoátegui se han reducido en 90% desde mediados del año pasado.

Argumentó que esta disminución de robos, hurtos, saqueos y atracos, que se habían convertido en rutina entre 2009 y 2010, obedece a la presencia policial permanente dentro y fuera del recinto académico, con respeto, en todo momento, a la autonomía universitaria y al derecho a la protesta estudiantil.

Estos resultados los ofreció Ortiz en compañía de la decana del núcleo, Patricia Mitchell, en el marco de una mesa de trabajo en la que expusieron esa experiencia en materia de prevención del delito al coordinador de Seguridad de la Universidad de Carabobo, Gustavo Omaña.

Mitchell indicó, sin embargo, que no puede ofrecer estadísticas, porque sobre este particular trabaja la coordinadora del Plan de Seguridad, la profesora Flor Pereira.

Además, refirió que se han dado algunos casos aislados. Dijo que en los últimos cinco meses han ocurrido dos atracos en aula, ambos a finales del año pasado, así como arrebatones de celulares.

“Eso es algo muy difícil de controlar en una comunidad de 17 mil estudiantes y considerando que muchos de estos delincuentes son miembros udistas”.

Hizo hincapié en que con el apoyo de los uniformados de Polianzoátegui no se viola la autonomía, al tiempo que reportó que desde junio de 2010 no se han registrado saqueos ni secuestros de vehículos, “sólo algunos intentos frustrados por la acción policial”.

Comparte en tus redes sociales:
Máster Gratuito en Marketing Digital

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *