Este miércoles 4 de febrero, mientras sectores oficialistas celebraban la intentona  golpista del expresidente Hugo Chávez (+), docentes agremiados a la Federación de Asociaciones de Profesores Universitarios de Venezuela (FAPUV)  reunidos en la sede de la Universidad Simón Bolívar, debatían las posibles soluciones para superar la crisis que atraviesan las universidades púbicas venezolanas.

Argumentaron  que  como nunca antes en su historia, las universidades se encuentran desasistidas y desconocidas por el gobierno nacional,  y sometidas a permanentes amenazas a su autonomía universitaria, violando el principio  Constitucional.

Los presupuestos universitarios han sido reiteradamente insuficientes en estos últimos años. Para este 2015 las universidades deberán continuar sus labores con unas cifras presupuestarias que, en el mejor de los casos, alcanzan el 30% de lo indispensable para su funcionamiento regular, afectando todas las áreas.

La producción científica, debido a los insuficientes presupuestos, muestra un descenso vertiginoso lo que limita el financiamiento de la infraestructura, equipamiento y nuevos proyectos de investigación. No hay  concertación de la política nacional de ciencia y tecnología con los actores universitarios. La academia y la investigación  se ven afectadas por la fuga de talentos en busca de mejores oportunidades.

Los institutos de previsión social (IPP) carecen de recursos suficientes para cubrir  las necesidades de salud del docente y sus familiares. El personal docente jubilado y pensionado es discriminado en su remuneración salarial  y  las prestaciones sociales son canceladas a partir de cálculos que escamotean los derechos y el patrimonio de los universitarios.

Ante este panorama exigen al Gobierno respeto a las universidades como instituciones  autónomas, libres e independientes, a la libertad de investigación,  a la dignidad del profesor universitario, y a la protesta pacífica y justa que no va a rendirse ante las amenazas de represión que emanan de la nueva resolución del Ministerio de la Defensa que viola CRBV y  los Derechos Humanos y pretende legitimar el uso de armas mortales para controlar manifestaciones.

Aspiran a un ajuste en el salario, reivindicación y fortalecimiento de los IPP, autonomía académica y de investigación y en la planificación de la admisión de nuevos bachilleres. Reivindicar la vigencia de las actas convenio y la LOTTT para el cálculo de las prestaciones sociales y sus intereses; y exigir a las autoridades universitarias que cumplan con lo establecido en la normativa legal para el pago de las prestaciones sociales

Rechazan  la pretensión gubernamental de expropiar el patrimonio de los trabajadores para constituir una entidad financiera y  exigen la libertad plena de los estudiantes detenidos o sometidos a régimen de presentación y el respeto a sus derechos humanos.

Comparte en tus redes sociales:

Mary Plazas

Comunicadora social y docente universitaria. Directora del portal y programa radial Universidad en Línea. Facebook | Twitter

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *