José Salazar, Corredor de Seguros que da servicios a los afiliados a Ipaspudo,  envío a sus clientes la siguiente notifcación.
Buenas tardes, la realidad económica venezolana también  toca de manera severa al sector automotriz.   Escasean los materiales para la reparación de los vehículos  y  los talleres  sólo  reciben  los autos cuando están todos los repuestos y materiales.
Las  empresas aseguradoras,  a través de sus red de proveedores,  hacen lo imposible para localizar los repuestos, mientras las distribuidoras   NO cotizan hasta tener  el repuesto en existencia. En muchos casos, por esta  falta de repuestos y en aceptación del asegurado, se pacta  una Pérdida Constructiva,  para pagar el Bien Asegurado como Pérdida Total.
El precio de los carros seguirá en aumento.   Se acuerda con aprobación del ejecutivo,   la compra-venta de vehículos en dólares a Tasa Simadi, caso Ford.
Para proteger su inversión, el asegurado  puede solicitar el ajuste  de la suma asegurada.  Por ejemplo, un Yaris 2006 sincrónico cuyo costo fue de Bs. 35.mil,  a la fecha la  suma asegurada alcanza  Bs.  2. 300 millones
Dice Salazar que  la paciencia se agota,  pero como decia el difunto periodista Oscar  Yáñez: «Así están las cosas».

Comparte en tus redes sociales:

Mary Plazas

Comunicadora social y docente universitaria. Directora del portal y programa radial Universidad en Línea. Facebook | Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *