Con el voto unánime de los miembros del Consejo Universitario, la Universidad de Oriente rechazó categóricamente el acuerdo emitido el martes 3 de noviembre por la Asamblea Nacional en “Rechazo a la Paralización de las Universidades”, por su manifiesto carácter injerencista e intervencionista contra las universidades autónomas venezolanas.

Haciendo uso de las atribuciones que le confiere tanto el Reglamento de la Universidad de Oriente como la Ley de Universidades, el CU acordó rechazar la pretensión de señalar a los cuentadantes de las universidades autónomas como responsables “del no inicio de actividades docentes”, por cuanto las casas de estudios superiores han fijado los cronogramas de actividades, están realizando sus respectivos actos de grado, continúan investigando así como ejecutando sus programas de extensión, quedando demostrado que a no han llevado a cabo ningún acto que haya dado lugar al cese de las actividades universitarias.

Las “sugerencias” manifiestas en el Acuerdo emitido el 3 de noviembre por la Asamblea Nacional donde insta al gobierno nacional a “demandar a los cuentadantes de las universidades; a auditar a las universidades que se encuentran paralizadas y a analizar el uso de los recursos” entre otras cosas, son acciones que pretenden llevar a la opinión pública la idea de que las universidades están paralizadas, todo ello para justificar medidas intervencionistas y lesivas a la autonomía universitaria.

Solicitar que el Ministerio del Poder Popular para el Trabajo adopte esas medidas “por el paro ilegal de las universidades” y las recientes actuaciones inquisitivas del Ministerio del Poder Popular para la Educación Universitaria y de la Oficina de Planificación del Sector Universitario (OPSU), encierra –según acuerdo del CU de la UDO- una clara acción para amedrentar a las autoridades universitarias y atemorizar a la comunidad universitaria, no sólo para cercenar el derecho a la protesta sino para sumar otro hecho en procura de la sumisión y silencio de las universidades ante los problemas que afectan a las sociedad venezolana.

Por lo tanto la máxima instancia de decisión de la Casa Mas Alta del oriente venezolano acordó unánimemente exhortar al Ejecutivo Nacional y a la Asamblea Nacional a favorecer el diálogo como mecanismo fundamental para superar la crisis que actualmente afecta a las instituciones del subsistema de la educación superior.

Prensa UDO.

Comparte en tus redes sociales:

Mary Plazas

Comunicadora social y docente universitaria. Directora del portal y programa radial Universidad en Línea. Facebook | Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *