Como una intromisión a la autonomía universitaria calificó la Rectora de la Universidad de Oriente, Milena Bravo, la solicitud del Gobernador del Estado Anzoátegui, Nelson Moreno, de un derecho de palabra ante el Consejo Universitario para «exponer objetivos específicos en materia de seguridad»; y del oficio DG-0099 fechado 8 de marzo de 2016, mediante el cual fija una entrevista para el día 11 del corriente a las 8:00 a.m. en la sede del Decanato.

En comunicación RC-N°0319 s/f dirigida al Gobernador, la máxima autoridad rectoral puntualiza que la realización de cualquier actividad por autoridad pública para tratar asuntos internos de la institución, sin autorización rectoral o decanal, puede constituir una forma de allanamiento. Como también lo fue la realización de una asamblea en el auditorio del Núcleo presidida por el Gobernador sin conocimiento de ninguna autoridad universitaria, y la convocatoria a la comunidad universitaria y a sus autoridades a una asamblea en la sede de la Gobernación.

Bravo calificó las acciones del Gobernador como «manipulación e interferencia en la vida y autonomía universitaria, al arrogarse autoridad sobre la comunidad y menoscabar a sus representantes legales».

Sinembargo, en pro de abordar el problema de inseguridad que afecta al Núcleo de Anzoátegui, la Rectora solicitó al Gobernador, quien es egresado de la UDO, la reprogramación de una reunión con asistencia del responsable de seguridad pública, como recomienda el Ministerio del Poder Popular para Relaciones Interiores, Justicia y Paz, al considerar que «un tema tan delicado no se le pueda dar un tratamiento improvisado en reuniones tumultuarias».

Foto: cortesía del Diario El Tiempo.

Comparte en tus redes sociales:

Mary Plazas

Comunicadora social y docente universitaria. Directora del portal y programa radial Universidad en Línea. Facebook | Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *