Especial (Karelia Alcalá).
Hace 52 años, un grupo de hombres motivados por el interés de servir a la comunidad, unieron esfuerzos y fundaron Rotary Barcelona para dar el primer paso que cristalizaría luego en la apertura de los dos primeros consultorios populares, para atender pacientes de escasos recursos en las disciplinas de Oftalmología y Medicina General.

El empeño y la constancia de los rotarios no cesó hasta ampliar la sede ubicada en la avenida Rotaria del populoso sector de Tronconal III, donde hoy Rotary Barcelona, a través de sus consultorios populares “Dr. Jesús Salazar Cordero”, atiende a pacientes en disciplinas como: Cardiología, Ginecología, Medicina Interna, Traumatología, Pediatría, Gastroenterología, Medicina Familiar, Dermatología, Odontología General, Ortodoncia, Neumonología, Ecosonografía, Sicología, Nutrición, Foniatría y servicios adicionales como rayos x, laboratorio clínico, masoterapia y óptica.

De manera especial cada año se realizan jornadas médicas que van desde vacunación hasta las tradicionales Jornadas de Dermatología con el apoyo de médicos y profesionales de diversas áreas, a través de las cuales se atienden a decenas de personas venidas de distintas partes del área metropolitana Barcelona-Puerto La Cruz e incluso de zonas rurales de Anzoátegui.

Es también la sede de Rotary Barcelona, un espacio dedicado a la formación de la comunidad, en algunos casos a través de actividades gratuitas y otras a muy bajo costo, para que participen en cursos, talleres y seminarios especialmente en las áreas de liderazgo, educación, música y salud.

Niños a partir de los 8 años de edad y hasta los 16 reciben clases gratuitas de cuatro como una iniciativa promovida por Rotary Barcelona para fomentar entre los más pequeños el interés por aprender a ejecutar uno de los instrumentos más emblemáticos e importantes de Venezuela.

Bajo la coordinación del Comité de Apoyo de Rotary Barcelona, anualmente se dictan cursos de corte y costura, lencería, confección de zapatos, bolsos entre otros, para fomentar la capacitación de amas de casa en una actividad productiva que les permita convertirse en pequeñas emprendedoras.

Apoyados en su grupo juvenil Rotaract, Rotary Barcelona apoya operativos especiales para adultos mayores y niños enfermos o en situación de abandono.
De esta manera, Rotary Barcelona suma esfuerzos de sus voluntarios y amigos para mantener su objetivo de ser “una organización de profesionales y personas de negocios dedicados a la promoción del servicio humanitario, la práctica de elevados criterios éticos en todas las ocupaciones y el fomento de la paz y la comprensión internacional.”

Comparte en tus redes sociales:

Mary Plazas

Comunicadora social y docente universitaria. Directora del portal y programa radial Universidad en Línea. Facebook | Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *