Así lo manifestó Freddy Salazar quien desde Cumaná se desempeña como presidente de la Fundación para la Promoción y Desarrollo de la Universidad de Oriente, conjuntamente con la Dirección General de Administración de la Universidad. .

Las puertas de Fundaudo permanecen abiertas a la espera de que el Consejo Directivo le de un nuevo oxígeno a la Fundación.

Ofrecen el programa de postgrado en Salud Ocupacional en convenio con la Universidad Nacional Experimental de Guayana (UNEG), CURFAD, el diplomado en Gerencia y Recursos Humanos, cursos de Inglés y de dibujo.

Otras fuentes de financiamiento se logran a través del alquiler de los salones. El aula de clases acondicionada para dictar Cursos de Cocina permanece cerrada, al igual que el cafetín.

En el estacionamiento reposa chatarras de vehículos con los logos de la Fundación y, en el otrora jardín,se ocultan autobuses udistas, sin uso.

El escaso personal, muy pocos con título universitario, sobrevive con un salario mínimo. Ya perdieron la esperanza de ser incorporados a la nómina de la UDO.

Las aulas, aunque cuentan con dotación de mesas, sillas y hasta un CPU, no tienen con acceso a internet ni planta eléctrica.

La inseguridad los ha llevado a reducir la jornada laboral hasta mediodía.

Comparte en tus redes sociales:

Mary Plazas

Comunicadora social y docente universitaria. Directora del portal y programa radial Universidad en Línea. Facebook | Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *