El Consejo Universitario de la Universidad de Oriente (CU-UDO) en sesión virtual realizada el jueves 21 de noviembre en Cumaná- estado Sucre, en conocimiento de la muerte a manos del hampa del estudiante de Ingeniería de Sistemas, Gerardo Ledezma, acordó exigir, una vez, a las autoridades nacionales, estatales y municipales, y órganos de seguridad, la protección de la vida de estudiantes, profesores y trabajadores, así como del patrimonio universitario.

Afirman, las autoridades udistas, que este lamentable hecho «se hubiese evitado, si se hubiese brindado la seguridad que tanto hemos solicitado de los órganos obligados constitucionalmente y legalmente a darla».

Denuncian el silencio omiso e incumplimiento de los deberes que les impone la Constitución y la ley, al Ministerio del Poder Popular para la Educación Universitaria, Ministerio del Poder Popular de Interior y Justicia, instituciones militares ZODI, CORE, gobernadores de cada estado y alcaldes.

«La Universidad de Oriente se ha convertido en presa fácil de la delincuencia que no sólo se ha dedicado a desmantelar las instalaciones universitarias , sino que sin piedad alguna cercenan una vida joven y productiva».

Exigen a la Fiscalía Superior del Ministerio Público del estado Monagas, la realización de las investigaciones a que haya lugar, y evitar que este crimen quede impune «sólo así esta universidad podrá tener paz y pregonar la justicia, por lo que tanto se clama en estos tiempos en Venezuela.

Prensa UL

Comparte en tus redes sociales:
Máster Gratuito en Marketing Digital

Mary Plazas

Comunicadora social y docente universitaria. Directora del portal y programa radial Universidad en Línea. Facebook | Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *