Emociones negativas: tan contagiosas como el COVID-19

Tony Schwartz y Emily Pines de  The Energy Project aseguran que las emociones negativas como el estrés, la fatiga, y el pánico pueden ser tan contagiosas como el COVID-19.  La clave para manejar situaciones extremas está en la inteligencia emocional, mantener la calma y enfocarse en lo que sí podemos controlar.

Los consultores describen esta etapa como de “supervivencia” y puede ser peligrosa porque no ayuda a resolver problemas complejos, lleva al individuo a ser reactivo, más que deliberador[MP1] .   Es necesario aprender a saber cómo actuar ante la incertidumbre para no dejarse llevar por noticias falsas o el pánico.

Actualmente la tecnología nos permite seguir conectados con el mundo exterior a pesar del distanciamiento social. Internet es una gran herramienta para buscar tutoriales con múltiples opciones de aprendizaje que podemos realizar en solitario o en familia, escribir un libro, iniciar un blog, armar un rompecabezas, aprender a tejer o tocar un instrumento, nos ayudarán a sentirnos menos abrumados.

The Guardian recomienda no estar constantemente revisando las noticias, en particular si esto detona emociones negativas o contribuye a estar en modo de supervivencia. La inteligencia emocional nos permite evitar creer lo que dicen noticias falsas y caer en estrés y pánico. Es necesario revisar siempre la fuente de la información, ¿es de algún experto científico o médico, un representante de gobierno o de “amigo de un amigo”?

Usemos Google con discreción al buscar síntomas y “soluciones” para el coronavirus, de esta manera evitaremos autodiagnosticarnos y automedicarnos. En su lugar, Rhiannon Lucy Cosslett y Yasmin Anwar recomiendan meditar y hacer ejercicio, actividades que son sencillas de hacer en casa y nos ayudan a estar en mayor control de nuestras emociones. 

En estos momentos de constante cambio e incertidumbre es de suma importancia mantener la calma, practicar la empatía, mantenernos conectados con familiares y amigos, ocupar el tiempo en actividades de crecimiento personal y buscar la manera de que esta crisis afecte lo menos posible nuestro día a día. Es necesario reducir los niveles de ansiedad y enfocarse en lo que es realmente importante: la salud.

Fuente: Rubí Román. https://observatorio.tec.mx/

Imagen: cortesía de http://www.lanoticia.com/

Prensa Especial UL


Comparte en tus redes sociales:
Máster Gratuito en Marketing Digital

Mary Plazas

Comunicadora social y docente universitaria. Directora del portal y programa radial Universidad en Línea. Facebook | Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *