Cena de Gala en Honor al Libertador ofrecida por el Teniente Juan de la Madriz y Xedler

Hablar de las esquinas de Caracas es desglosar la historia que hay en cada una de ellas. Se encuentran en las distintas parroquias que abraza y atraviesan las viejas calles y zaguanes, donde se observan casas, casonas, comercios, plazas y parques de una ciudad que fue llamada «la Caracas de los techos rojos» que muy acertadamente los describe la Arquitecta Ruht Newman López, en la maqueta ubicada en el Palacio de Gobierno del Municipio Libertador. 

Por cierto, escritores sobre Caracas, dignos de leer y mencionar son: las extinta profesoras Carmen Clemente Travieso, autora del libro “Las Esquinas de Caracas” y Ana Mercedes Pérez “La Nomenclatura Caraqueña”. Otros, como Arístides Rojas, con sus “Crónicas de Caracas”; Graciela Schael Martínez, con “Estampas Caraqueñas”, y el recordado y distinguido periodista y cronista de la ciudad de Caracas, Guillermo Schael Martínez, con la antología “Vecindario de El Libertador”.

Dos esquinas muy  transitadas en el casco histórico de Caraca son: San Jacinto a Traposos en la Parroquia Catedral de Caracas, donde se encuentra La Casa Natal de Simón Bolívar “El Libertador” nacido el 24 de julio de 1783.  

Hoy, la Casa del Libertador es un museo que conserva algunas piezas originales y algunas prendas de “El Libertador». Justo el 25 de julio de 2002, la Casa del Libertador fue declarada Monumento Nacional. 

La mayoría de historiadores han escrito sobre la importancia  de la Casa Natal de Bolívar que fue adquirida en 1806 por Juan de la Madriz, familiar del Libertador.   Juan de la Madriz y Xedler (1764-1839) caraqueño vinculado a las castas mantuanas, mandó a organizar un Banquete de Gala en honor para Simón Bolívar quien pisa, por última vez su antiguo hogar en San Jacinto en 1827.   La vajilla que se usó en ese convite, era la de la familia de la Madriz. Platos llanos del servicio de mesa que ostentaba las iniciales en todas sus piezas de filos color verde agua, otros con bordes de color morado y sus iniciales en el centro. Actualmente esta vajilla donde comió “El Libertador” y el cuadro al óleo de Juan de la Madriz se encuentra en posesión de los herederos. 

Juan de la Madriz y Xedler  fue gobernador de la Provincia de Caracas en el año de 1835, durante el Gobierno del Doctor José María Vargas. Fallece el 22 de enero del año de 1839.   Simón Bolívar regularmente visitaba a su pariente y en ocasiones se hospedaba en su casa.   El domicilio se mantendría en posesión de los de la Madriz hasta 1876, cuando el entonces Primer Magistrado de la República  General Antonio Guzmán Blanco, admirador de Simón Bolívar, compra la morada.  

Finalmente, podemos agregar que las familias distinguidas de la época eran amantes de la buena mesa y aficionados a la excelencia culinaria. No escatimaban esfuerzo en  exhibir sus vajillas con monogramas muy particulares, dejando constancia  que podían invitar a un desayuno, almuerzo o cena a personalidades del mundo eclesiástico, militar, civil, empresarial y diplomático. Grandes chef atendieron  a los comensales dando muestra de organización y ejecución  del protocolo social y la etiqueta, como ocurrió  con la Cena de Gala que ofreció la familia de la Madriz en honor de Simón Bolívar “El Libertador” Padre de la Patria.

 Autor: Lic.. Víctor Mendoza Coronado. CNP 23782. Comunicador Social UCV. Director de Publicaciones de la Organización Internacional de Ceremonial y Protocolo OICP. Sede en Madrid, España. Presidente del Centro de Coordinación de Ceremonial y Protocolo CECOCEPRO-Vzla.

Imagen: Vajilla de lujo de la familia de la Madriz en la Casa Natal de “El Libertador».

Comparte en tus redes sociales:
Máster Gratuito en Marketing Digital

Mary Plazas

Comunicadora social y docente universitaria. Directora del portal y programa radial Universidad en Línea. Facebook | Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.