Una visita inesperada en diciembre

Cuando nos preparamos para celebrar un nuevo año nos llegó una visita inesperada y muy temida. Les puedo asegurar que no lo habíamos invitado y tomamos todas las precauciones para que no llegara. Pero allí estaba. La prueba RCP dio positiva a escasas horas de tomar un vuelo a USA, y tuvimos que regresar a la «cueva». El Covid-19 nos llegó vestido de navidad.

Desde el inicio de la cuarentena habíamos cumplido con todas las normas de bioseguridad: tapaboca, lavado de manos, uso de gel, cambio de ropa, distanciamiento, nada de visitar ni ser visitados, trabajamos desde casa y celebramos todos los cumpleaños a través de las redes sociales.

El diagnóstico positivo de Covid-19, en uno de los miembros de mi familia, nos obligó aislarnos, cada uno en un cuarto, usar el tapabocas 24 horas, separar y lavar las sábanas, cobijas, toallas, cubiertos, vasos, platos, con agua muy caliente. Una semana después, el virus se manifestó en mí.

El médico tratante hizo seguimiento por telemedicina. Una llamada semanal para conocer la evolución del virus, El tratamiento fue con antigripales, vaporizaciones, ibuprofeno, sopitas, té y reposo. Lo síntomas del virus fueron sinusitis, fiebre, dolor de cabeza, diarrea, pérdida de gusto y olfato y decaimiento que se comenzaron a alejar a los 14 días. Aún hoy continuamos con el aislamiento y tenemos pendiente realizar nuevas pruebas y vacunarnos.

En diciembre también me enteré, vía redes sociales, que sería abuela por primera vez. El covid-19 me impidió celebrar la buena nueva, abrazar a mis hijos, familiares y amigos. Salimos de un año totalmente caótico, donde en la distancia lloramos la muerte de nuestros amigos. Un año de ausencias, de abandono, de limitaciones. Este nuevo año, con la lección aprendida, debemos ser más solidarios, humildes, aguerridos, innovadores y, sobre todo, nunca perder la fe. Dios y la ciencia nos dio una nueva oportunidad y quedarnos en la queja no es la opción.

Por: Mary Plazas. Vivencias

Invitación: Los invitamos a compartir sus experiencias (unas 500 palabras y foto con buena definición)

Imagen: Mary Plazas, lista para celebrar la navidad…y llegó el virus.

Comparte en tus redes sociales:
Máster Gratuito en Marketing Digital

Mary Plazas

Comunicadora social y docente universitaria. Directora del portal y programa radial Universidad en Línea. Facebook | Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *