Debilidades del sistema Patria para pago de nóminas de la administración pública

El Sistema Patria ha sufrido una importante metamorfosis debido a los continuos desarrollos para su adaptación a nuevos objetivos no previstos en su fase inicial y que ahora se extiende hacia una concepto financiero en el que el PETRO ocupará un rol relevante. 

En sus inicios, este sistema fue concebido como una plataforma de control demográfico y social que, comparado con los censos del pasado, se destaca por la innovación de las nuevas tecnologías, que permiten disponer de información en tiempo real. 

Como todo, este sistema no se ha librado de las oportunidades de propiciar hechos de corrupción y de materializar la creatividad de la viveza criolla de quienes inescrupulosamente han pretendido obtener beneficios usurpando la identidad de personas, de apoderarse de cuentas cambiando las claves y números de contactos e, inclusive, asumir la identidad de difuntos para acceder a los beneficios concedidos a través de este sistema. Segura estoy que muchos conocen de las irregularidades en torno a este sistema, así como, afortunadamente, se vienen tomando medidas para controlar estos fraudes.

En este sentido, hace varios meses la plataforma del sistema Patria ha implementado mecanismos de autenticación y seguridad, que permitirán blindar determinadas operaciones con el fin de minimizar las irregularidades cometidas en el pasado. Es así como, uno de los requisitos exigidos con obligatoriedad es la verificación del número de contacto del usuario registrado en esta plataforma, validando que sea el mismo número celular que está registrado en el Banco de Venezuela. El problema se presenta en que existe un grupo de personas que no son clientes del Banco de Venezuela y que se verán en la obligación de abrir una cuenta en este banco. 

El anuncio por parte del Ministerio del Poder Popular para la Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología (MPPEUCT) de que las nóminas de las Universidades Nacionales serían pagadas por la Plataforma Patria y, el rumor de que este procedimiento sería extensivo para todos los funcionarios de la Administración Pública causó malestar, no sólo porque la decisión fue arbitraria e  inconsulta con todos los involucrados, sino por la desconfianza y limitaciones que son obvias por lo antes señalado. Adicionalmente, es motivo de preocupación el colapso que podría generarse por la afluencia masiva a una plataforma que depende de una deficiente red de telecomunicaciones, lo que hará vulnerable el sistema de transacciones electrónicas en todo el país.

Es importante tomar en cuenta que, en muchos organismos de la Administración Pública, las cuentas de nóminas están dispersas en diferentes instituciones de la banca pública y privada y que, muchas personas, en especial los JUBILADOS que se encuentren residenciados fuera del país, no poseen cuentas bancarias en el Banco de Venezuela. Esto representa una desventaja que perjudicará significativamente a este segmento de funcionarios públicos cuya pensión representa un derecho laboral irrenunciable, a lo que por derecho constitucional les corresponde.

En este sentido, los responsables de administrar y liderar los desarrollos de este sistema, deberían establecer un cruce de información con el resto de instituciones financieras para vincular el número de contacto del usuario de esta plataforma con el registrado en el banco en el cual tenga habilitada su cuenta de nómina.

Sin bien han de tomarse en cuenta estas debilidades, que seguro podrán ser corregidas y blindados todos los mecanismos de seguridad; la Plataforma Patria constituye el mecanismo por el cual podrá fluir la masa monetaria emitida en Petros, lo que permitirá ofrecer a los trabajadores un mejor sueldo y mayor poder adquisitivo, con la prerrogativa que su destino será invertido en nuestra economía interna, activando nuestro aparato productivo.

Apuesto por el Petro y la Plataforma Patria, consciente de que todo proceso de cambio genera resistencia, máxime cuando en quienes recae la responsabilidad de implementarlos no incluyen la participación de todos los afectados para ganar voluntades; no obstante, continuo confiando en que Dios ha de iluminar a nuestros gobernantes para guiarlos por el camino correcto, que lleve a la solución de los problemas económicos que tanto afectan al pueblo venezolano.

Por: Antonina Modica Milo https://antoninamodica.blogspot.com/

Fecha: 12/03/2021

Comparte en tus redes sociales:
Máster Gratuito en Marketing Digital

Mary Plazas

Comunicadora social y docente universitaria. Directora del portal y programa radial Universidad en Línea. Facebook | Twitter

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.